Visita a la fábrica de Airbus y el Museo Aeroscopia

En nuestro viaje por el sur de Francia una de las paradas fue Toulouse, aunque nuestro objetivo, en esta ocasión, no era visitar la ciudad sino el museo y la fábrica de Airbus que se encuentra a unos 20 minutos de ésta.

Visitamos el museo Aeroscopia y la fábrica de Airbus.

En los últimos años nos hemos subido a muchos aviones y nos pareció interesante conocer un poco más sobre ellos, así que nos dirigimos a Aeroscopia, un museo aeronáutico que se encuentra justo al lado de la fábrica del Airbus A380.

En este post podrás leer:

  1. Aeroscopia: el museo de la aviación

  2. La fábrica de Airbus y el gigante A380

  3. Información de interés

Aeroscopia: el museo de la aviación

La visita al museo comienza en un lugar al que llaman el «gran balcón», en el se encuentra un mural en el que se explica un poco la historia de la aviación.  

En el museo todos los aviones que se exhiben son auténticos excepto dos. Uno de ellos es una réplica del Blériot XI (famoso por ser el primero en cruzar el Canal de la Mancha).

La exposición se compone de diferentes aviones, tanto comerciales como militares y particulares y algún que otro helicóptero. La verdad es que son muy interesantes y cada cual tiene su historia, como el Messerschmitt Bf 109, uno de los primeros cazas realmente modernos o el  Lockheed F-104 Starfighter, llamado también el «hacedor de viudas» a causa de la cantidad de accidentes que tenía este modelo… pero lo que más nos impresionó del museo fueron los tres aviones que se pueden visitar por dentro: el Concorde, el A300B y el Super Guppy.

El avión de carga Super Guppy (predecesor del actual Beluga) es uno de los que más impresiona, ya que tiene una forma muy peculiar. Está construido a partir de otro avión (el Boeing 377 Stratocruiser). Se fabricó en los años 60 para transportar cargas realmente grandes ¡Tan grandes como piezas de cohetes espaciales! Se construyeron 5 Super Guppys, 4 de ellos se encuentran expuestos (en EUA, Alemania, Inglaterra y Francia) ¿Y el quinto? Pues es de la NASA y sigue en funcionamiento. Es increíble que después de tanto tiempo, uno de estos megaaviones continue en activo, la verdad.

El Condorde es, en mi opinión, todo un icono. Fue el primer avión supersónico utilizado para el transporte de pasajeros. ¡Tardaba unas 3 horas y media en ir de París a Nueva York! Cuando entras al avión te das cuenta de que no se trata de un avión cualquiera. Al principio fue un avión de pruebas (al entrar puedes ver diferentes aparatos de medición y control) pero acabó convirtiéndose en un avión presidencial, así que también puedes ver la zona de pasajeros. Es un avión muy estrecho, ya que para conseguir la velocidad supersónica, no podía ser demasiado ancho.

A partir del año 2000 empezó el declive del Concorde, a raíz de un accidente que ocurrió en el aeropuerto de Gonesse (Francia). Además, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001,  el número de viajes en avión descendió.

En 2003, British Airways y Air France anunciaron la retirada del Concorde. Actualmente, los esfuerzos de las compañías aéreas se centran más en abaratar los costes que en reducir los tiempos de viaje, ya que a más velocidad, los costes de combustible aumentan de forma exponencial.

También pudimos visitar el interior de un A300B. Se trata de un avión comercial. Como curiosidad, decir que los números que contienen los nombres de los Airbus, corresponden al número de pasajeros que pueden llevar de forma estándar, así que el A300B, lleva a 300 pasajeros de clase turista. Al entrar nos encontramos con un avión muy curioso. Lo tienen expuesto de tal forma que podamos ver des del fuselaje del avión al avión totalmente equipado.

Además de la exposición de aviones, encontramos una zona interactiva (para niñ@s y no tan niñ@s) en la que, entre otras cosas puedes «aparcar» un avión. ¡No es tan fácil como parece!

También hay una zona exterior con algunos aviones expuestos que puedes ver por fuera y nos comentaron que en los próximos años van a ir ampliando la exposición.

Visitar la fábrica de Airbus y el A380

Después de ver el museo, llegó el plato fuerte: la visita a la fábrica de Airbus. Nos llevaron en autobus con una guía de habla inglesa La visita es guiada (en inglés o francés).

Bajamos y entramos a lo que sería el hangar de la fábrica, en el que hay unos paneles informativos. La guía nos cuenta que las piezas de los aviones se fabrican por todo Europa (en España se fabrican piezas en Getafe y Puerto Real).

Subimos en ascensor a una plataforma de observación desde la que podemos ver la cadena de montaje. En esta fábrica se acaba el ensamblaje y se pintan los aviones con los colores de cada compañía.  La verdad es que no vemos a muchos operarios pero eso es debido a que la mayoría se encuentra dentro de los aviones.

A parte de poder ver la cadena de montaje, nos ponen un video que explica cómo se montan los aviones y cómo se transportan las piezas (por tierra, mar y aire). También nos dejan tocar algunas piezas reales.

Al otro lado de la plataforma de observación hay una terraza con vistas al aeropuerto. ¡Tenemos la suerte de ver volar un Beluga! ¡Es impresionante que un avión tan grande pueda volar!

Volvemos al museo Aeroscopia y allí finalizamos la visita, con la visualización del primer vuelo de pruebas del A380, en una sala que simula una sala de telemetría.

¡La verdad es que la visita nos encantó! ¿Nuestra recomendación? Si te gustan los aviones, vas con niñ@s o, simplemente sientes curiosidad por saber más sobre ese aparato en el que te montas durante tus viajes… ¡no te pierdas esta visita!

Datos útiles

El precio de la visita al museo + la visita a la fábrica cuesta 23€ (menores de 6 años gratis).

*Para visitar la fábrica, es muy recomendable reservar con antelación.

Si queréis más información, podéis consultar la web http://www.musee-aeroscopia.fr/es

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *