Silueta del Gran Buda de Lantau

¿Qué ver en la Isla de Lantau y cómo llegar desde Honk Kong?

Visitar la Isla de Lantau y el Gran Buda de Tian Tan es uno de los imprescindibles si vais a ir a Hong Kong, os explicamos cómo llegar y qué ver.

En un post anterior ya os explicamos las 5 cosas imprescindibles que ver en Hong Kong, pero si vais a pasar unos días en esta maravillosa ciudad, os recomendamos que os reservéis un día para acercaros a la isla de Lantau y descubrir el Gran Buda de Tian Tan así como perderos por otros rincones que os vamos a contar a continuación. Pero empecemos explicando cómo llegar hasta allí.

¿Cómo llegar desde Hong Kong?

Existen diferentes opciones: en taxi, con el autobús número 23 desde la estación de Tung Chung… pero sin duda, la opción más impresionante es utilizando el teleférico Ngong Ping 360.

¡En la ruta en teleféirco es difícil que no te entren ganas de sacar la cámara!

Para llegar desde Hong Kong al punto de partida del teleférico lo mejor es ir en metro hasta a estación de Tung Chung. Una vez allí, tan solo deberéis seguir las indicaciones al teleférico. ¡Es fácil!

El trayecto dura unos 25 minutos y es la forma más cómoda y rápida de visitar el Gran Buda.

¡Las vistas son espectaculares! Durante el trayecto podréis ver el Mar de China, el aeropuerto internacional de Hong Kong, la naturaleza que envuelve la isla de Lantau y, al final del recorrido, una imagen preciosa del Buda de Tian Tan.

Existen dos modalidades de cabina distintas: la normal y la de cristal (que tiene el suelo de cristal para darle más emoción al asunto). Nosotros escogimos la normal, básicamente por la diferencia de precio.

Aquí os dejamos el enlace a la página oficial en la que podréis ver los diferentes precios, aunque os recomendamos que para ahorraros algo de dinero, compréis los tiquets a través de una aplicación llamada KLOOK. Nosotros así lo hicimos y nos ahorramos dinero en varias ocasiones.

¿Qué visitar en Lantau?

Buda de Tian Tan

El Buda de Tian Tan es conocido también como el Gran Buda (Big Buddha) ya que, con sus 34 metros de alto, fue (hasta 2007) ¡el buda de bronce sentado más grande del mundo!

Se construyó en 1993, pesa unas 200 toneladas y, para verlo de cerca, deberás subir sus 268 escalones… ¡pero el esfuerzo merecerá la pena!

Aunque subas en teleférico las escaleras para acceder al Buda no te las perdona nadie.

A su alrededor hay 6 estatuas de bronce (más pequeñas) conocidas como «La ofrenda de los 6 devas«, las cuales hacen ofrendas que representan la caridad, moralidad, paciencia, celo, meditación y sabiduría, aspectos necesarios para conseguir el nirvana.

El gran buda y una de las 6 devas

Monasterio de Po Lin

El Gran Buda, en realidad, forma parte del Monasterio de Po Lin. Este monasterio fue fundado por tres monjes en 1906, quienes le llamaron Big Hut (gran cabaña) pero, a medida que fue pasando el tiempo y otros monjes fueron viniendo aquí, le cambiaron el nombre por el de Po Lin (Loto precioso).

El monasterio de Po Lin desde el Gran Buda de Lantau

En la entrada del monasterio veréis diferentes tiendas que venden incienso de diferentes formas y tamaños. ¡Nosotros jamás habíamos visto varas de incienso tan grandes! ¡Nos parecieron gigantescas!

Una vez entras en el monasterio encontrareis la sala «Santuario principal de Buda«, en la que veréis tres figuras de Buda que representan su pasado, presente y futuro.

También encontraréis la sala de los diez mil Budas, que se completó en 2014 y en la que se exhiben 10.000 brillantes figuras de Buda.

Si visitáis el Monasterio, no os quedéis únicamente con sus interiores, ya que si observáis un poco más allá, cada rincón puede sorprenderos.

Tai O

Tai O es un pequeño pueblo pesquero, un lugar tradicional que conserva todavía su esencia. En él podréis encontrar diferentes puestecitos en los que venden pescado listo para llevar.

Por supuesto, en un lugar con tanto pescado, ¡no paramos de cruzarnos con gatos!

Los puestecitos de venta de pescado son muy típicos en Tai O

Los tanka, sus habitantes, son una comunidad de pescadores y muchos de ellos viven en pang uks (palafitos). Se trata de viviendas que se construyen sobre pilares en el agua. Estas casitas, localizadas entre los canales, sin duda dan al pueblo un aspecto digno de postal.

Los palafitos de Tai O

Una buena opción para visitar Tai O es contratando un paseo en barca (de 20 minutos por tan solo 3,5€/pax), que recorre los diferentes canales y que acaba adentrándose un poquito en el mar para ver si, con suerte, se avistan delfines rosados. Nosotros realizamos el tour y mereció mucho la pena ver los palafitos desde los canales, aunque debemos confesaros que no vimos delfines.

Excursión en barca por Tai O

Aquí nos gustaría compartir un dato interesante a la vez que triste. El delfín rosado (también conocido como delfín blanco chino o delfín jorobado Indo-Pacífico) se encuentran en peligro de extinción y son cada vez más difíciles de ver. Su hábitat es atravesado cada día por decenas de ferris que en ocasiones chocan con estos animales; los plásticos, fertilizantes y metales pesados contaminan cada vez más sus aguas; la actividad no regulada de algunos barcos con turistas que se acercan demasiado a los delfines… son solo algunas de las razones por las cuales es posible que en estas aguas, en un futuro no muy lejano, ya no podamos ver este tipo de delfines.  Para que os hagáis una idea, en 2003 la población de estos animales en aguas hongkonesas era de 158 individuos, en 2018 bajó a 47.

Si queréis más información sobre este tema, aquí os dejamos la página de la sociedad de conservación de los delfines de Hong Kong.

¿Cómo llegar a Tai O?

Desde Ngong Ping podéis subir al autobús número 21 y en unos 15 minutos llegaréis a Tai O.

Mapa de Lantau

Cheung Sha Beach

Cheung Sha beach, con 3 km de largo, es la playa más larga de Hong Kong. Aunque debemos de decir que esto tiene truco. La playa está dividida en dos por una colina. Así que primero os encontraréis con Lower Cheung Sha beach (la parte más corta) y después de la colina, Upper Cheung Sha beach (la parte más larga). Nosotros, por falta de tiempo, solo visitamos la primera.

Hong Kong tiene playas como esta

Es un rincón ideal para desconectar y pasear pisando la fina arena de la playa.  Eso si, no os sorprendáis si, de repente, en mitad de vuestro paseo, os cruzáis con alguna vaca. Es muy común verlas y, aunque nosotros no nos las encontramos allí, si que vimos sus huellas por la arena.

¿Cómo llegar a Cheung Sha beach?

  • Desde Ngong Ping con el autobús 23.
  • Desde Tai O con los autobuses 1 ó 11.

Os dejamos aquí el mapa con las ubicaciones de todos los transportes públicos y principales sitios que visitamos en esta excursión.

También podéis ver el vídeo con nuestra experiencia en esta fantástica isla y ¡suscribiros al canal si todavía no lo habéis hecho!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.